Zona Karcher

 

Consejos y Aplicaciones para Limpieza con Vapor

¿Cómo funciona una limpiadora de vapor?

Una limpiadora de vapor funciona de forma muy similar a la de una olla a presión.
El agua se calienta hasta llegar al punto de ebullición en una caldera cerrada herméticamente para producir vapor. Este proceso tarda entre 1 y 6 minutos por litro de agua.
Consejo: Obviamente si se utiliza agua caliente se ahorrará el proceso de calentamiento.
Durante este proceso, la presión de la caldera aumenta hasta 4.0 bares, dependiendo del modelo. Se puede crear más vapor si el tanque no se ha llenado hasta el borde. De lo contrario la superficie a limpiar estará inicialmente demasiado húmeda y empapada. Las limpiadoras de vapor de Kärcher cumplen con todas las normas de seguridad y han recibido las certificaciones correspondientes tanto de las autoridades alemanas como de otras instituciones internacionales. Todos las piezas electroconductoras son resistentes a las salpicaduras de agua.

1. Consejo: Electrodomésticos - normas de seguridad
Por razones de seguridad, todos los equipos eléctricos se han de desconectar del suministro eléctrico antes de comenzar a limpiar con vapor.

2. Consejo: Descalcificación
Después de haber utilizado la limpiadora de vapor tres veces, se ha de vaciar la caldera y enjuagarla con agua fresca para eliminar los depósitos de cal. Dependiendo de la dureza del agua de su red de agua potable, descalcifique su limpiadora de vapor de forma regular con el descalicificador RM 511 de Kärcher.

Superficies cubiertas de grasa

1. Es cierto que el acero inoxidable está de moda, pero sólo queda bien y estético si no está cubierto de grasa. Las superficies planas se limpian con la boquilla manual y una funda de rizo.
2. Si la película de grasa es persistente, la única manera de eliminarla es seguir frotando y presionado con repetidas ráfagas de vapor.
3. La grasa se acumula en el tejido por lo que se recomienda cambiar el paño, al rato de estar trabajando con la limpiadora de vapor.
4. Trabaje sobre la superficie poco a poco, alternando con la boquilla en una mano y el paño limpio en la otra.

Limpieza de hornos y quemadores de cocina

1. Mantener los quemadores de cerámica de la cocina limpios resulta a menudo un problema, pero no si tiene una limpiadora de vapor. Sólo ha de colocar una espiral de acero inoxidable, disponible en cualquier ferretería, sobre el cepillo circular.
2. No tiene por qué preocuparse, la espiral en combinación con el vapor, no rascará los quemadores de cocina, ya que el vapor crea una especie de cojín sobre el que la espiral se desliza mientras está limpiando. Para la limpieza de juntas y esquinas, sólo ha de utilizar el cepillo para detalles sin ningún otro accesorio.
3. De la misma forma puede limpiar el interior de su horno. Antes de comenzar, recuerde siempre desconectar la red del horno por razones de seguridad. Reduzca la corriente de vapor para una mejor visibilidad mientras esté limpiando el horno. Tanto en este caso, como en el de la limpieza de los quemadores de cocina, termine la tarea de limpieza secando la superficie con el paño.

Limpieza de juntas y rincones

1. Para la limpieza de juntas individuales, utilice la boquilla para detalles con un cepillo circular.
2. Un chorro de vapor directo y un frotado rápido consigue eliminar incluso la suciedad o grasa más persistente o incrustada.
3. Después de una limpieza con vapor, seque la superficie con un paño.Tenga precaución en aplicar el chorro de vapor sobre las juntas de silicona de forma muy breve, para que el material no se vea dañado.

Limpieza de griferías

1. Para evitar que se puedan rallar las griferías de cromo y acero inoxidable, utilice únicamente la boquilla para detalles. Manténgala cerca del objeto que está limpiando y espere hasta que se haya disuelto la cal. Si ésta es persistente o se encuentra localizado en un lugar de difícil acceso, coloque un cepillo sobre la boquilla, Y en caso encesario utilice el cepillo con raspador. Frote la mancha a limpiar fuertes ráfagas de vapor.
2. Para eliminar capas gruesas de cal, primero le aconsejamos que pulverice unas gotas de vinagre sobre la cal y lo deje actuar durante cinco minutos.
3. Descubrirá que una limpieza regular con vapor previene que se vuelvan a formar capas de cal.

Limpieza de suelos de baldosas

1. En aquellos casos en los que la suciedad sea persistente, limpie las baldosas en primer lugar sólo con la tobera para suelos. El efecto de frotar con las cerdas elimina las incrustaciones.
2. Para el mantenimiento diario, o después de la limpieza descrita en el punto 1, coloque un paño sobre la tobera de suelos. Dóblelo, deje que sobresalga un trozo de paño por ambos lados y encájelos dentro de la pestaña que encontrará en cada lado. En este caso hemos utilizado un paño de microfibra disponible en Kärcher como accesorio opcional.
3. Después de pulverizar el vapor, deslice la tobera dinámicamente hacia delante y hacia atrás soltando sólo chorros de vapor ocasionales. Para conseguir un resultado realmente "limpio" le aconsejamos que mueva la tobera por las baldosas además en posición diagonal.

Limpieza de suelos de parquet

1. Tanto los suelos laminados como de parquet no representan un problema. Límpielos sólo con dos paños (=4 capas) de forma que una pequeña cantidad de vapor llegue a la superficie. Reduzca la corriente de vapor a un mínimo (si su modelo de limpiadora de vapor dispone de un ajuste de vapor).
2. Utilice la limpiadora de vapor SC 1702 únicamente en modo vapor. Trabaje de forma rápida cuando limpie el suelo. No dirija la tobera de vapor a un lugar concreto durante más tiempo del necesario y asegúrese de no formar charcos. La humedad que quede se secará rápidamente sin dejar marcas.

Limpieza de ventanas: Con la boquilla para ventanas

1. Cuando utilice su limpiadora de vapor por primera vez, haga en primer lugar una operación de "limpieza básica". Es decir, pase la boquilla manual cubierta con un paño por cada cristalera y vuelva a pasarla de nuevo con un paño seco.
2. A continuación con la boquilla para limpieza de ventanas, humedezca primero el cristal con vapor y elimine después toda la humedad con el labio de goma, empezando desde arriba hacia abajo. En invierno aplique calor sobre las ventanas frías a una distancia de 5 cm.
3. Si desea limpiar ventanas por su parte exterior, ponga atención en la siguiente advertencia de seguridad: Las limpiadoras de vapor están hechas para un uso interno y por razones de seguridad no se han de sacar al exterior. Hemos solventado el problema.
4. Las próximas limpiezas de ventanas que lleve a cabo a partir de esa limpieza básica incial, le resultarán mucho más fáciles. Simplemente aplique vapor sobre toda la ventana, franja por franja, tanto interna como externamente, y trabajando desde arriba hacia abajo. Mantenga la boquilla a unos 10 cm de distancia del cristal.
5. Ahora elimine la humedad restante pasando el labio de goma sobre el cristal, trabajando franja por franja y desde arriba hacia abajo. Para evitar que queden marcas, pase un paño seco por el labio de goma después de cada franja.
6. En caso de que después de haber pasado el labio de goma haya quedado alguna marca ocasional, ningún problema: simplemente pase un paño seco para un acabado sin marcas.



Desarrollado por:  CadaCual